jueves, 11 de noviembre de 2010

"Ayer y hoy del río Segura". Robada a Rosa Mª Sánchez.



Creía que se libraría... Nada más lejos de la realidad; aquí os dejo un nuevo poema, robado tan sólo hace un par de días.           
    
                         ¿Quién te ha visto,
                           y quién te ve?..
                           Resentido río Segura,
                           ayer nadando en jabón
                           embelleciendo el jubón,
                           y hoy cubierto de basura,
                           empeñados en mandarte
                           a la negra sepultura…

                           Cruzas por un pueblo
                           casi hoy desconocido,
                           poblado por cien razas
                           que no te verán crecido…
                           En la provincia de Alicante
                           sé que pasas por Rojales
                           que es el nombre y apellido
                           de una villa que te llora
                           porque hoy te ve perdido…

                           Quien no estuvo no adivina
                           lo que digo en estos versos,
                           pues en la memoria fina
                           ni se inventa ni imagina
                           que reflejabas hasta el cielo
                           en tus aguas cristalinas…

                          Rodeado de mujeres
                           te veías sin descanso,
                           sin cobrar un estipendio
                           ni una cuota, ni honorarios…
                         ¡Cuánto te debían entonces
                          por tu fama sin salario!..
                          por aseado y buena gente
                          y la colada de diario…

                         Has abrazado en tu seno
                          los cuerpos de tanta gente
                         que hasta parece mentira
                         que le hayas dado salida
                         a tanta roña y detergente…
                         La corriente se ha llevado
                         la dulzura de ser niños,
                         la bondad del bondadoso…
                         por la corriente se ha ido…

                        No has sido un río más,
                         has sido toda una vida,
                         y eso lo sabe quien vivió
                         muy cerca de tus orillas,
                         donde la infancia se ve
                         en el reflejo del día,
                         y la noche tan callando
                         refleja vejez sombría…

                         Los dibujos de tus norias
                         han salido en los carteles,
                         anunciándote al turismo
                         con tu alcurnia y oropeles;

                         quejarte no puedes ni un día
                        de no haber probado las mieles
                        del éxito que se supone
                        que de este tránsito tienes…

                       Y es que tu paso por los pueblos
                        ha dejado tanta huella
                        que puede verse en los rostros
                        de lugareños y doncellas,
                        nada sería aquí lo mismo,
                        es como un cielo sin estrellas,
                      ¿qué hubiera sido de los sitios
                        donde tu impronta nos lleva?…

                        Siempre al cabo del día
                        quieres quejarte y no puedes
                        de que a ti no se asomen
                        hombres, niños o mujeres…
                        Habrá quien pidiendo un deseo
                       o en busca de aquellos peces
                       que ayer tuviste, mas hoy
                       ni aún muertos sé que los tienes…

                       Es tu paso un recorrido
                       por los más ricos lugares,
                       la longitud que comprendes
                       la valora quien entiende
                      de leyendas singulares…
                      Te cantaron mil juglares
                      en la provincia de Albacete,
                      y hoy Murcia te reclama
                      por el agua insuficiente…

                     Y qué decir de Jaén,
                      la tierra que se desnuda
                      para brindarte ese paso
                     que tantas tierras emulan
                     por retenerte a su lado.
                    Gigante en genio y figura,
                     grande eres como el Mundo,
                     pero es más grande la tortura
                     de aquellos agricultores
                     que conocen tu premura.

3 comentarios:

  1. Eres un encanto, Isidoro. Este sencillo poema-protesta es algo antiguo... pero seguirá estando de actualidad mientras este río no sea saneado y "levante cabeza". Quien haya pasado por Rojales sabrá bien de lo que hablo.
    Un saludo y gracias por las atenciones que me dedicas.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo, pilareño. Para quitarse el sombrero. Y, aunque no conste en comentarios, le ha gustado a mucha más gente. Así da gusto robar, eh.

    Un saludo

    ResponderEliminar